El karate es un arte marcial que se desarrolló en Japón a partir del año 1922. Se usan en esta práctica patadas y puñetazos, combinando armónicamente la fuerza con el equilibrio, la alineación y la respiración, intentando que el adversario resulte derribado con un único golpe. Se privilegia la potencia y es muy practicada como deporte y con el fin de lograr la defensa personal. Los golpes son secos y pueden darse con las manos, pies o codos. El karate está además inspirado en valores, ya que importa una tradición y una filosofía de vida, incluyendo el honor, el valor, el autodominio y la lealtad. No debe emplearse para atacar, sino solo para defenderse.