Seleccionar página

El VAR o Videoarbitraje

Con el mundial 2018 a la vuelta de la esquina y las sofás preparados se reaviva el debate: se instalará El VAR?

La discusión en el mundo del fútbol sobre la conveniencia de aplicar la tecnología y el videoarbitraje (VAR) en el fútbol es una de las más antiguas del mundo. Las altas instancias siempre se han mostrado muy reticentes, aunque en los últimos años han ido abriendo la puerta a lo que supone la mayor revolución en la historia de este deporte. Aunque antes que aplicar cualquier tipo de tecnología prefirieron poner más árbitros en cada partido, como los cinco que vigilan cada encuentro de Champions, llegó un momento en el que no pudieron seguir mirando hacia otro lado y decidieron abordar el tema en cuestión.

El ‘Ojo de Halcón’ que tanto éxito tiene el mundo del tenis fue el primer gran cambio. Aunque no se aplica en todas las competiciones ni en todas las grandes ligas, España una de ellas. La tecnología de la línea de gol permite a los árbitros determinar si el balón ha traspasado la línea o no con una serie de sensores en la línea de gol y el balón. El 5 de marzo se fue un paso más allá en Cardiff, cuando la International Football Association Board (IFAB) en su Asamblea General Anual decidió introducir los experimentos en vivo de asistencia por vídeo al árbitro (el sistema VAR).

La introducción del vídeo en el fútbol es la mayor revolución de la historia.

EL VAR: ¿Cómo funciona?

El VAR consiste en un conjunto de cámaras que retransmiten en una sala apartada del campo, donde los asistentes de vídeo están siguiendo el partido en vivo y pueden revisar las jugadas. Solo hay cuatro tipos de lances que pueden revisarse. La asistencia puede producirse a petición del árbitro (si tiene dudas en una de las jugadas que pueden re arbitrarse), o en caso de que los asistentes detecten un lance dudoso y avisen al juez del encuentro a través del pinganillo.

En ese momento, los asistentes de vídeo reproducen las imágenes en sus monitores, las observan y analizan cuidadosamente y transmiten sus conclusiones al árbitro. Es este último, el juez supremo, es quien toma la decisión final. Puede hacerlo después de consultar también las imágenes en un monitor situado en la banda, o fiándose únicamente del criterio de los asistentes.

El procedimiento completo no debe durar más de dos o tres minutos, puesto que uno de los grandes temores del sector es que se alargue en exceso.  De hecho, este ha sido uno de los principales inconvenientes en las pruebas realizadas en los distintos partidos donde el VAR ha hecho su aparición.

Jugadores parados en el campo esperando la decisión, entrenadores gesticulando en la banda y todas las miradas puestas en ese árbitro, que durante la consulta parece que sea una eternidad cuando apenas han transcurrido 2 minutos.

El VAR: ¿Cuándo se aplica?

Estos son los tipos de jugada que pueden revisarse mediante el VAR.

  • El VAR en los Goles

Una de las funciones del VAR es, según el sitio web de la FIFA, “ayudar al árbitro a determinar si se ha producido alguna infracción que impida conceder gol”. En un primer momento se pensaba que el VAR no podía corregir los fuera de juego porque no está mencionado en sus cuatro competencias (goles, penaltis, tarjetas rojas y confusión de identidad), pero en realidad, sí está habilitado para dar marcha atrás cualquier acción que haya podido influir en un gol. En este caso, según los expertos, el ritmo de juego no se detiene, porque el gol ya detiene el partido por sí mismo.

  • El VAR en los Penaltis

Los asistentes garantizan que se tome la decisión correcta al sancionar (o no) un penalti.

  • El VAR cuando hay tarjetas rojas

También colaboran para asegurarse de que un jugador reciba la sanción merecida en caso de dudas sobre la gravedad de una falta o infracción.

  • El VAR cuando hay confusión de identidad de jugadores

En algunas jugadas en las que participan muchos futbolistas el árbitro no sabe quién hizo la falta o no ve lo que sucede. Los asistentes de vídeo pueden ayudarlo a determinar quién cometió una infracción para no amonestar o expulsar al jugador equivocado.

No cabe duda de que la implantación definitiva del VAR -la intención de la FIFA es que sea a partir del Mundial de Rusia 2018- restaría presión a los colegiados. Pero, ¿qué se perdería?

Opiniones hay para todos los gustos.

Empezando por los puristas que hablan de que el fútbol no tendría salsa y se le quitaría la sana discusión de todos los lunes en bares y lugares de trabajo, y acabando por quienes entienden que el deporte rey debe guardar diferencias con el resto debido a todos los intereses y masas que mueve y no tener el mínimo error posible.

Permaneceremos a la espera.

 

Share This